Una historia de guijarros

Publicado en 6 Noviembre 2009

Demostración de un experto norteamericano en administración del tiempo. Ante sus estudiantes, toma un cubo y lo llena con una docena de gruesos guijarros que va colocando uno a uno. «¿Está el cubo lleno?», les pregunta. «Sí», dice la clase.

«¿De veras?» Coge una bolsa de gravilla y la vacía en el cubo, donde va hallando espacio entre los gruesos guijarros. «Y ahora, ¿está lleno?» «Quizá no», responden los estudiantes por prudencia.

El profesor toma entonces un recipiente lleno de arena, agita el cubo para que las piedras de diferentes tamaños hallen asiento y vacía el recipiente de arena en el cubo. «Eso es, ¿está ahora lleno?» «¡No!», grita la sala con interés.

El experto toma entonces una gran botella de agua y la vierte íntegramente en el cubo hasta que está a punto de rebosar. Se vuelve hacia la clase. «¿Cuál es el objeto de esta demostración?», pregunta. Un estudiante levanta con decisión el dedo: «Es para demostrar que, incluso cuando se cree tener el tiempo completamente ocupado, siempre es posible hacer algo más.

«No —responde el profesor—, lo único que quería recordaros es que si no colocáis primero los gruesos guijarros, jamás conseguiréis después hacerlos entrar.»

Escrito por Jean-Louis Servan-Schreiber

Etiquetado en #LITERATURA

Comentar este post

Levemente 11/08/2009 14:05


Gracias por recordármelo... ¡hacía mucho que lo leía!

Y la ignorancia suele ser muy atrevida. Proceda de profesores, o de alumnos.


Amkiel 11/08/2009 20:23


De todos modos, profesor no sería quien enseña, sino de quien se aprende.


Mariona 11/06/2009 22:28


Espléndida parábola de la vida...! Siempre me complace saber que hay profesores así, aunque me "jode" no haberlos conocido nunca, vaya!


Amkiel 11/07/2009 18:08


Hay profesores que parecen enseñar ignorancia.


carmenneke 11/06/2009 20:56


El estudiante que levantó el dedo al final y dio la respuesta pseudofilosófica era sin duda el repelente de la clase. Es que siempre tiene que haber uno en cada grupo, no falla.


Amkiel 11/07/2009 18:02


Como decía Quino: “Nunca falta alguien que sobra”.