Mira hacia abajo donde la sombra se adensa [fragmento]

Publicado en 12 Mayo 2012

Mira-hacia-abajo-donde-la-sombra-se-adensa-copia.jpgCuántas veces, cuando el pasado me pesaba demasiado, me había asaltado aquella esperanza del corte en seco: cambiar de oficio, de mujer, de ciudad, de continente —un continente tras otro, hasta dar toda la vuelta—, de costumbres, amigos, asuntos, clientela. Era un error, cuando me di cuenta era tarde.

Porque de esta manera no he hecho más que acumular pasados y más pasados a mis espaldas, multiplicarlos, los pasados, y si una vida me resultaba demasiado densa y ramificada y enredada para llevármela siempre a cuestas, imaginémonos tantas vidas, cada una con su pasado y los pasados de las otras vidas que siguen anudándose unos a otros. Por mucho que dijera cada vez: qué alivio, pongo el cuentakilómetros a cero, paso la esponja por la pizarra, al día siguiente de aquel en que había llegado a un país nuevo ya este cero se había convertido en un número de tantas cifras que no cabía en el marcador, que ocupaba la pizarra de una punta a otra, personas, lugares, simpatías, antipatías, pasos en falso. (...)

Total, la conclusión a la que llegan todas las historias es que la vida que uno ha vivido es una y sólo una, uniforme y compacta como una manta enfurtida donde no se pueden separar los hilos con que está tejida.

Escrito por Italo Calvino

Etiquetado en #LITERATURA

Comentar este post

dosdedos 05/12/2012 21:38

A veces tengo la sensación de que no tengo pasado. Porque la gente se olvida de mi, y qué somos sino el eco de los que nos piensan...

Amkiel 05/15/2012 23:45



Todos somos actores en la vida de los demás pero nunca estaremos seguros de si nos ha tocado compartir protagonismo, ser meros secundarios o no llegar a extras.