Fábula

Publicado en 19 Octubre 2009

Un gato vio cómo un gatito pequeño trataba de pescarse la cola y le preguntó: «¿Por qué tratas de pescarte la cola en esa forma?». El gatito le dijo: «He aprendido que lo mejor para un gato es la felicidad, y que la felicidad es mi cola. Y por eso la persigo y trato de pescármela; y cuando la pesque habré logrado la felicidad». El gato viejo le dijo: «Hijo mío, yo también le he prestado atención a los problemas del universo, yo también he pensado que mi cola era la felicidad. Pero, me he dado cuenta que cuando la persigo se me escapa y cuando voy haciendo lo que tengo que hacer ella viene detrás mío por dondequiera que yo vaya».

Escrito por C.L. James

Etiquetado en #LITERATURA

Comentar este post

AlmaLeonor 10/20/2009 20:17


¡Hola!
Amkiel, creo que ya te lo he dicho, ¡¡adoro a mi suegra!!! le he enviado varias cosas del panfleto....
Besos.AlmaLeonor


Amkiel 10/20/2009 20:24


Sobretodo algunas fotos, pero no ha sido suficiente susto, ¿eh?


Edda 10/19/2009 23:12


La sabiduría de la madurez. Eso y que cuando llegamos a una edad ya no tenemos ganas de correr detrás de nada.


Amkiel 10/20/2009 20:11


Ni delante tampoco, ni que nos corran a gorrazos.


AlmaLeonor 10/19/2009 21:05


¡Hola!
Sabiduría gatuna que se llama. Me lo copio para enviarselo a mi suegra...
Besos.AlmaLeonor


Amkiel 10/20/2009 20:11


¿A tu suegra? Tampoco es tan mala esta fábula, ¿no?