De la importancia de algunas tareas hogareñas

Publicado en 30 Agosto 2010

De-la-importancia-de-algunas-tareas-hogarenas.jpg«¿A qué hora conversa el ciprés con los duendes que habitan en el aire?», le pregunté a Mahadevi Brahmapundra, reclinando levemente mi cabeza en señal de humildad. «El ciprés conversa con los duendes que habitan en el aire —me respondió el maestro entrecerrando los ojos— cuando los grillos llámanse a silencio y las últimas fogatas se extinguen en el piedemonte». Neranjira Pakarinki, que estaba escuchándonos mientras preparaba un impenetrable café para la sobremesa, se secó las manos con fastidio y nos enfrentó: «¡Cómo les gusta complicar las cosas con argumentos sonsos! ¡Se nota que les sobra el tiempo!». Y el maestro Mahadevi Brahmapundra, encomendándose al abandono existencial de Gotama el Buddha, se puso a lavar los platos.

Escrito por Rogelio Ramos Signes

Etiquetado en #LITERATURA

Comentar este post

Levemente 08/30/2010 21:18


Qué buena la historieta... y qué bueno el comentario de carmenneke.


Amkiel 09/01/2010 21:31



Y qué buenas estáis las dos... en vuestros comentarios.



carmenneke 08/30/2010 20:37


Ahora entiendo por qué los discípulos de Sócrates tuvieron que escribir todas sus obras: el maestro estaba demasiado ocupado fregando los platos por encargo de su mujer. De ahí el sobrenombre de su
discípulo favorito, Platón.


Amkiel 09/01/2010 21:31



Platón imaginó un mundo de ideas donde el concepto “plato” estaba siempre limpio.