· Cada uno de noviembre ·

Publicado en 1 Noviembre 2013

cada-uno-de-noviembre.jpgMurió de accidente al poco de casarse. Desde entonces, cada uno de noviembre, su joven viuda le llevaba margaritas: «tus flores preferidas», pensaba ella mientras las depositaba delicadamente sobre el túmulo de la tumba. Al lado de la lápida había nacido el primer año un rosal, que cada uno de noviembre florecía con una única rosa de rojo intenso. Ella la cortaba, aspiraba su olor y marchaba de allí apretándola contra el corazón. «Tu flor preferida», pensaba él.

Escrito por Amkiel

Etiquetado en #·QUIMERAS·

Comentar este post

AlmaLeonor 11/03/2013 20:00

¡¡mira que es bonito!! :( :(

Amkiel 11/03/2013 20:46



Gracias. Está escrito con amor.