Bañarse dos veces en las mismas aguas

Publicado en 4 Septiembre 2010

Banarse-dos-veces-en-las-mismas-aguas.jpgCuentan que no hace mucho un vecino de este pueblo quiso desmentir a Heráclito de Éfeso y bañarse dos veces en las mismas aguas del río. Entró seguro a su cauce y luego, bien empapado, tomó su bicicleta y pedaleó sudoroso un par de kilómetros corriente abajo. Allí esperó sumergido hasta el cuello el paso de aquellas primeras aguas.
 
Pero no pudo contar su hazaña, porque murió pocos días después, no se sabe si de bronquitis o contaminado.

Escrito por Fernando Aínsa

Etiquetado en #LITERATURA

Comentar este post

lidia 09/06/2010 15:15


hola, en tu antiguo blog cerrado ilustras un post titulado " la vida según quino ", con un cuadro de una madre y un hijo fundidos en un maternal abrazo, así en tonos verdes...

desconozco el autor/a del mismo y por lo que me ha gustado me preguntaba si podrías decirme de quién es para poder conocer un poco mejor a ese pintor/a.

gracias :)


Amkiel 09/06/2010 20:39



Lo siento, lidia, pero no sé su autor; tan siquiera recuerdo su origen.



carmenneke 09/06/2010 08:43


¿El padre de Jorge Manrique se ahogó en el mar? No lo sabía...


Amkiel 09/06/2010 20:38



¿Murió ahogado? De lo anterior sólo puedo asegurar lo primero.



carmenneke 09/05/2010 16:30


O sea que al final demostró que Heráclito de Éfeso tenía razón. Y que se puede sudar aún estando empapado.


Amkiel 09/05/2010 20:22



Heráclito de Éfeso decía que nuestras vidas son los ríos que van a dar en la mar, que es el morir; cosa que pudo comprobar Jorge Manrique en la figura de su padre.