El cazador de tendencias

Publicado en 17 Agosto 2009

El cazador de tendencias
se internó en la jungla
y fue capturado
por las jebis.
Una vez en la aldea
lo sacrificaron al dios
Rosendo
y sirvió de alimento a la tribu.
Sus dientes se usaron para hacer abalorios
su piel, para parches y chapas
y el cráneo, tan blanco, lo arrojaron al cielo
donde quedó girando y girando para siempre.
Y así,
cuando hay luna llena
luce la calavera entre un séquito de estrellas
y en las noches de eclipse
las jebis señalan a lo alto
y susurran a sus hijos:
«¡Mira!
La moda
ha perdido la cabeza.»

Escrito por Eloy Fernández Porta

Etiquetado en #LITERATURA

Comentar este post

Liver 08/20/2009 00:08

jajajajajajaja tu siempre tienes que decir la última eeee jajajajajajajajaja
Vale, vale, ya vi que estas muy puesto en estas de la moda jajajajajajajajaja

Liver 08/18/2009 21:40

No sabía... eso de no seguir la moda despista un poco...

Amkiel 08/19/2009 19:16


La última moda es no seguirla.


Liver 08/17/2009 21:14

No voy a perder detalle al cielo... quiero ver esa cabeza...

Un cuento muy tierno, debería incluirse en los libros de texto...jeje

Saludos

Amkiel 08/18/2009 19:19


¿Libros de texto? No están de moda.


Edda 08/17/2009 19:47

Cazaba tendencias y acabó formando parte de ellas, jeje, muy bueno.

Amkiel 08/18/2009 19:19


La tendencia de la próxima temporada es prescindir de tendencias.