LAS GRANADAS

Publicado en 18 Julio 2009

En cierta ocasión hubo un hombre que tenía varios árboles de granadas en su huerto. Y en los otoños ponía las granadas en bandejas de plata junto a los muros de su casa y sobre las bandejas escribía el siguiente cartel: «Tomad una por nada. Sois bienvenidos.»
 
Mas la gente pasaba sin coger la fruta.
 
Entonces el hombre pensó, y al otoño siguiente no puso granadas en las bandejas de plata junto a los muros de su casa, sino que colocó un anuncio en letras grandes: «Tenemos las mejores granadas de la tierra, pero las vendemos a cambio de más monedas de plata que cualquier otra granada.»
 
Y todos los hombres y mujeres del lugar fueron corriendo a comprárselas.

Escrito por Gibrán Jalil Gibrán

Etiquetado en #LITERATURA

Comentar este post

Edda 07/19/2009 11:17

Jaja, Anjanuca sabes que no, y que volvería a repetirla si no estuvieras tan lejos.
Sólo era una reflexión. Pero hay gente que piensa así y que se ha quedado esperando.

Anjanuca 07/19/2009 01:06

No estoy de acuerdo Edda. A mi me han dado muchas cosas a cambio de nada y además han sido las más importantes que he tenido.Tú misma me diste una visita preciosa en un momento jodido y no pediste nada a cambio. ¡Ay Dios! ¿No irás a pedirme algo? ;)

Edda 07/18/2009 21:58

Tendemos a desconfiar de lo que se nos ofrece gratuitamente ¿verdad? No podemos dejar de pensar en lo que nos pedirán a cambio. Hoy lo has clavado, jaja.

Amkiel 07/19/2009 21:17


Creemos que no obtiene beneficio quien da gratuitamente, pero hay beneficios que no tienen precio.