Psicoanálisis de las golondrinas [fragmento]

Publicado en 16 Junio 2009

En los tiempos antiguos sólo había dos tipos de viajeros: el explorador que iba en busca de las fuentes de un río o de una tierra desconocida —como Hannon, Herodoto, Benjamín de Tudela o Ibn Batutta— y la horda nómada que se movía con instintos predatorios, devastándolo todo a su paso. Atila, Gengis Khan y Almanzor fueron los precursores de los tour operators.
 
Creo que las vacaciones son el único salario justo que recibe el trabajador, ya que —a diferencia del dinero, que crea dependencia— estimulan el sentimiento de libertad. Y, quizá por eso, casi todos los déspotas presumen ante sus empleados de no hacer vacaciones. Deben sospechar que la única revolución definitiva estallará el día en que la doliente humanidad asalariada se marche de viaje para no volver.
 
El buen viajero considera que el único pecado mortal es trabajar siempre en el mismo sitio. Trabajar es un compromiso que uno puede resolver entre dos fines de semana, entre dos viajes, entre dos vacaciones. Además, los estudiosos de la demografía dicen que las vacaciones ayudan a hacer hijos: buena cosa para el progreso, porque ya se sabe que los hijos acaban haciendo a sus padre adultos...
 
Pero las vacaciones quedaron pronto sometidas a la organización de los burócratas, perdiendo su contenido imprevisible, libertario y rebelde. Y puede que no esté lejos el día en que los partidarios de la libertad acabemos también presumiendo de «no hacer vacaciones», aunque sólo sea por no soportar las colas, las banalidades del turismo organizado, los reglamentos del ocio y las insoportables animaciones gregarias.

Escrito por Mauricio Wiesenthal

Etiquetado en #RACIOCINIO

Comentar este post

Edda 06/17/2009 08:49

Jo, Amkiel, acabas de chafarme las vacaciones, jeje. Que yo ya tengo dos ¿eh?
Neke, míralo por el lado bueno, de buena te libras ;-)

Amkiel 06/18/2009 21:59


Eso te pasa por hacer tantas vacaciones en lugares que siempre llueve.


carmenneke 06/17/2009 08:14

Cuando cuelgas este tipo de textos, por lo general quiere decir 1. que tienes vacaciones y 2. que no te vas a ninguna parte, o te vas a algún sitio inconfesable.

O igual estoy haciendo transferencias mentales, porque los dos puntos arriba citados definen perfectamente las vacaciones que voy a tener este año :((((((

Amkiel 06/18/2009 21:57


Bienaventurados los que se van de vacaciones, pero más bienaventurados aún los que se quedan más tranquilos.